martes, 29 de octubre de 2013

San Pedro de Alcantara-Comienzo de la Colonia

Historia de San Pedro Alcántara Comienzos de La Colonia La posición de Manuel Gutiérrez de la Concha, integrado en la élite militar-política le proporcionó un conocimiento privilegiado de las expectativas económicas, y ello pudo incentivarlo a emprender la aventura empresarial. Empeñó su gran capacidad de trabajo en la creación de una explotación agroindustrial, que pretendió ejemplar, en el contexto de un mercado en expansión como era el azucarero, a mediados del siglo XIX. Comienzos de La Colina Elegido el lugar idóneo en la costa occidental malagueña. Desde el año 1853, pero sobre todo entre 1858 y 1860, adquirió numerosas fincas en los municipios de Marbella, Benahavís y Estepona, destacando por su extensión y valor las compradas al conde de Luque, cuyos antepasados ostentaron el señorío de Benahavís. En total cerca de 5.000 hectáreas. Las tierras eran fértiles, el clima apropiado y el agua abundante, con tres cursos de agua principales: los ríos Guadaiza, Guadalmina y Guadalmansa Pero siendo necesario mejorar las infraestructuras, hubo que habilitar carriles y acequias, desecar zonas encharcadas, roturar tierras y abonarlas, por lo que el marqués del Duero invirtió importantes sumas de dinero, empeñado además en la aplicación de novedosos sistemas de análisis de tierra, abonado, selección de semilla, empleo de maquinaria, y todo lo que supusiera una mejora en el rendimiento agrario. Las fincas adquiridas se agruparon en una sola, con el nombre de Colonia de San Pedro Alcántara, y aunque no reunía las condiciones exigidas por la normativa legal, una Real Orden de 26 de marzo de 1867 le permitió acogerse a las ventajas de las leyes de colonización de 1866, que suponía descuentos en la contribución, liberación del servicio militar para los colonos, permiso de armas, etc.