martes, 29 de octubre de 2013

Historia de San Pedro Alcántara-1861 año del poblamiento

Historia de San Pedro Alcántara 1861 año del poblamiento La llegada de los colonos a San Pedro Alcántara se efectuó entre 1860 y 1861. El primer año se contabilizaban, en un padrón municipal, 36 habitantes, en 1861 otro padrón, esta vez de la Colonia, presentaba una lista de 529 habitantes. Podemos considerar a 1861 el año clave en el poblamiento de la nueva colonia. Resulta esclarecedor el estudio detallado de este último padrón. Nos muestra que el contingente humano recién llegado era joven, en edad de trabajar. En total 101 matrimonios con una media de 2 hijos, entre un total de 146 cabezas de familia o grupos familiares. Procedían en su mayor parte de Andalucía, 105 grupos familiares, o sea el 77%, siendo malagueños 72, el 53%, destacando 15 grupos procedentes de Marbella, 9 de Mijas, y 6 de Istán, aunque el grupo más numeroso procedía del pueblo almeriense de Adra, con 18. De Murcia y Levante procedían 24 grupos familiares. La profesión de los habitantes se enmarcaba mayoritariamente en el sector primario, 105, de éstos 86 eran labradores, 4 capataces y entre los dedicados a la ganadería se constatan 3 pastores, 2 ganaderos, 1 borriquero 1 yegüero y 1 mozo de caballos. En el sector secundario podemos clasificar 1 panadero, 6 albañiles, 1 tejero, 1 herrero y 1 carpintero (la fábrica azucarera no abriría hasta 10 años más tarde). El terciario comprendía 28 personas, desde el ingeniero jefe, pasando por 1 administrador, 2 escribientes, 1 practicante, 4 guardias civiles, 4 guardas, 1 posadero, 1 estanquero además de 1 arriero y 8 carreros, dada la importancia del transporte para la Colonia. La población se distribuía según el cuadro adjunto, la mayor parte, 456 personas, en el núcleo urbano, que constaba de 1 casa en la plaza y 95 casas más entre las dos calles existentes. Las 74 personas restantes se distribuían entre el cercano cortijo de Guadaiza, 37, el cortijo del Capitán, 4, el cortijo de Pernet, 5, y otros lugares. En los recuentos posteriores, la tendencia a la inmigración procedente de los núcleos vecinos, Marbella e Istán sobre todo, se acentúa. Es de destacar, que en 1870 los vecinos de San Pedro Alcántara eran muy distintos a los que lo habitaban diez años antes. Las duras condiciones de vida, con una mortalidad considerable debido a los focos palúdicos, y la inestable economía de la empresa, provocaría que muchos de los pobladores retornaran a sus lugares de origen.