viernes, 13 de diciembre de 2013

Totalán


 Es un municipio español de la provincia de Málaga, Andalucía. Está situado en la comarca de la Axarquía, a unos 22 kilómetros de Málaga y a 553 km de Madrid por carretera.
Es uno de los municipios más pequeños de la provincia tanto en superficie como en población. En 2010 cuenta con una población de 737 habitantes; en 2000 contaba con 6162
El núcleo urbano, de calles blancas, estrechas y empinadas, está enclavado en un paisaje de suaves lomas donde se cultivan viñedos y almendros.El pequeño municipio de Totalán, recorrido de norte a sur por el arroyo del mismo nombre, extiende su irregular y alargada superficie entre la comarca de la Axarquía, a la que pertenece, y la Hoya de Málaga. Como frontera que es entre ambas zonas, en su paisaje asoman las características de esos dos territorios, aunque se observa un cierto predominio de la topografía propia de los Montes de Málaga.
Se trata, por lo tanto, de un terreno en el que predominan lomas y barrancos cuya cubierta vegetal está integrada básicamente por olivos, almendros, matorrales y pastizales, y sólo en las riberas del arroyo se ubican algunas huertas en las que se cultivan hortalizas y frutales. Estando años atrás sembrado casi en su totalidad por vides, las cuales perecieron por completo por la plaga de la filoxera. Este pequeño territorio está rodeado de cerros de altitud media-baja, como el de Salazar (512 metros), Vareno (501 metros) o el de las Herrerías (664 metros). El arroyo Totalán es de caudal estacional y en ocasiones registra fuertes crecidas.
Muy pocos datos históricos existen para recrear la historia de Totalán, lo que no quiere decir que no existiera, teniendo en cuenta que se han encontrado restos megaliticos que datan del IV y III milenio antes de Cristo. Anterior a la conquista por la tropas cristianas, y aun después de este acontecimiento los datos sobre esta localidad tampoco son abundantes. Se sabe que pertenecía al alfoz de Málaga, y también se tienen noticias de la existencia de un torre de la que en la actualidad no queda prácticamente nada. Sí está documentado que en 1483, unos años antes de la toma de Málaga, El Zagal derrotó en tierras de este municipio a parte del ejército cristiano que se desplazó desde Antequera a esta zona, siguiendo el curso del arroyo Totalán, para atacar la guarnición musulmana que se hallaba acampada cerca de Moclinejo. Los árabes fueron informados a tiempo de la llegada de los cristianos y salieron victoriosos del enfrentamiento.
Sobre el origen del nombre del pueblo circula la teoría de que Totalán en árabe significa ‘torta’. Hay además algunos documentos que recogen la existencia de varios caseríos en la zona denominados Tortela, Tortila y Tortalán, lo que viene a indicar, según la mencionada teoría, que en alguno de estos lugares se produciría la típica repostería andalusí, pero hasta el momento no se han encontrado vestigios de la existencia de esta artesanía.
Existe también la creencia de que en la época musulmana el arroyo Totalán era caudaloso, lo que explica la existencia de un molino de aceite en este territorio. En cualquier caso, al no haber documentación sobre ningún acontecimiento de realce en este municipio, todo apunta a que la historia de Totalán a partir de la conquista cristiana corre pareja a la de los pueblos limítrofes, tan pareja que también se notó, y mucho, la plaga de la filoxera a finales del siglo XIX, que acabó con todas las vides de la zona, que eran la base de su economía.
La destrucción del principal recurso económico de Totalán –la vid- trajo como consecuencia el paulatino abandono de cortijos y tierras, pero el mayor éxodo de la población se produjo en la década de los 40, en plena postguerra, cuando muchos de sus vecinos marcharon a la barriada malagueña de El Palo, en busca de un medio de vida en la propia capital de la provincia, lo que ocasiono que pasara a tener unos 600 habitantes de los casi 1500 con los que contaba antes de la plaga.
En actualidad Totalán es un pueblo dependiente económicamente de fuera, en pleno desarrollo, rico en tradiciones y cultura, con casas blancas y calles estrechas como el resultado de su pasado andalusí, pueblo cuya historia se está escribiendo día a día por sus habitantes y sobre todo los más jóvenes.